Mustia hasta los huesos

viernes, julio 10, 2009

Me duele...

Mustia, querida mustia... dónde estas?

Habla más fuerte que no te escucho. Dame una señal para saber dónde te encuentras. Espera, miraré bien. Voy a acercarme, no te asustes que solo quiero ayudarte.

Ya puedo verte, sentada abrazando tus rodillas. Te ves tan vulnerable, tan indefensa, acurrucada entre las sombras. Estás triste, lo sé, pues solo se escucha tu sollozo. No llores más. Te han herido, y duele verte así.

Dime si puedo hacer algo por ti... te ayudaría un abrazo fuerte?

Anda, limpia ya esas lágrimas. Levántate de ahí y sacúdete el verdugo que traes a cuestas. No dejes que la tristeza te consuma. Libérate del dolor de la confianza quebrantada que se vuelve decepción, rabia, impotencia, y más del silencio que vil desgarró tu corazón.

Y es solo que me pregunto... Por qué solo pensaste en ti?

La mustia

3 Comments:

At 10:44 p. m., Blogger Mustia hasta los huesos said...

... y no pensaste, solo por un momento, solo por un instante, en mí??

 
At 2:22 a. m., Blogger Bambou said...

Esto está increiblemente real y pegador, que fuerte! Porqué existiremos tantos casos así????

Será que tenemos el gran privilegio de saber amar...?

 
At 10:22 a. m., Blogger Mustia hasta los huesos said...

Bambou: GRACIAS POR PASAR A COMENTAR... Y sí coincido contigo, ya somos pocos los que aún sabemos amar y sufrir en el intento.

La mustia

 

Publicar un comentario

<< Home