Mustia hasta los huesos

domingo, octubre 22, 2006

Aquella noche…


Habían pasado varios meses sin saber nada de ti. Un día sin más ni más, nuestra relación se rompió sin mucho que pudiéramos sanar. Todavía hoy me pregunto ¿qué fue lo que nos pasó?, ¿por qué se nos acabó el amor?, ¿qué hicimos mal?, ¿por qué dejamos que sucediera?... Nuestro amor se dio pronto por vencido y nosotros… nosotros no hicimos nada.
No hubo un adiós y mucho menos un fin de la historia. No hubo magos ni hadas, tampoco dragones contra quien luchar y nadie a quien salvar.
Pasaron entonces innumerables soles e infinidad de solitarias lunas. Arribaron nuevos amores pero también así se fueron. Pronto el NO volverme a enamorar se volvió en mi bandera. Ya no esperaba nada, tan solo poder olvidarte algún día y nada más.
Fue entonces que recorrí caminos desde San Juan hasta París, surqué inmensos mares, fui más allá de las fronteras y regresé al mismo lugar donde todo comenzó. Al trabajo cotidiano, al saludo matutino a las personas de siempre, a la misma rutina, a la misma silla y al mismo computador. Mi vida continúa su curso, sin que me importe si soy feliz o infeliz, pero sigo viviendo.
Terminé mi jornada laboral sin ninguna novedad. Cerré mi computadora y me dispuse salir directo a casa. Tomé bolso y paraguas, pues ya se oía caer afuera la lluvia. Salí sin decir adiós, ya nadie quedaba en la oficina. Era tarde y yo seguía ahí, tampoco eso me importaba. Como tampoco me importaba no abrir el paraguas y disfrutar caer la lluvia sobre mi rostro. Y así caminé hacia mi destino… destino que se hizo corto al escuchar esa voz tan familiar justo detrás de mí. Voz que pronto me hizo voltear y verte ahí, parado bajo la lluvia:
- Te estaba esperando, me dijiste.
Dudando que fueras tú, cubrí la lluvia con mi mano y ví cómo con tímidos pasos te fuiste acercando hacia mí. Sentí que el corazón se me salía del pecho y también cómo la helada lluvia recorría todas mis ropas.
Y respondí: “Es a mí…?”.
- Te he estado esperando durante días, meses y años.
- … esperando para decirme adiós?
- No… te sigo esperando para decirte no un adiós, sino un dame otra oportunidad. Tuve miedo, pero ahora temo más el estar sin tí…
No podía creer lo que escuchaba. Pensé, estaré soñando?, era una broma cruel de la vida, del destino, del tiempo… Quedé muda.
- Permíteme llevarte a casa, por favor.
- Y accedí.
Con dificultad llegamos a mi departamento e invitándolo a subir mientras pasara la lluvia. Le ofrecí una toalla y calenté café, detalle que agradeció con una sonrisa. Se me hizo tan familiar aquella situación que sólo pensé en dejarla pasar… y pasó.
Esa noche lluviosa hicimos el amor como nunca lo habíamos tenido, dónde nuestros corazones volvieron a latir al mismo ritmo y nuestros cuerpos pronto se reconocieron como si nunca se hubieran separado. Como si nunca hubieran acariciado otra piel, como si nunca hubieran sido penetrados por otros… y vaya, como si jamás se hubiesen olvidado. Y todavía ahora sigo recordando que no me importó amarte, besarte, acariciarte, mamarte, gozarte y SOÑARTE... sí durante aquella noche.

9 Comments:

At 6:43 p. m., Blogger Daredevil Tam said...

NO me hagas esto Mustia.... apenas me estoy aliviando de la misma pena y me quitas la costra y me hechas limón y sal, no se vale :( (ya tengo ojos Remi)

 
At 7:40 p. m., Blogger Marcos Legaspi said...

wow! al si tuvo un momento feliz!

:)

 
At 2:58 p. m., Blogger El Negro said...

Dulce relato, me gustó.

Lo malo es que es una historia que se repite muy a menudo.

Me habéis sacado del cascarón, de modo que mi respuesta la pongo en nuevo post.

Besos, Beto

 
At 7:31 p. m., Blogger ANiS said...

jajaja... saludos mustia y... buen blog, yo espero ya regresar a las andadas..
=)

 
At 10:02 p. m., Blogger Mustia hasta los huesos said...

DAREDEVIL TAM: Mijaaa, pos entonces cojeamos del mismo palo??' Pos quien se iba a imaginar... (Neta que no fue albur ehhh??)

Ánimo amiga!!! que las gotas de limón acompañadas de un buen tequila sanan o emborrachan el alma, cuanto menos. Así es que no la quiero ver llorar!!! okey?? Besitoss.

MARCOS LEGASPI: Y ese milagrote que me visita? Bienvenidoo... Y temo decirle que no fue un final feliz, porque solo lo soñó... fue un sueño.

NEGRITO: Coincido contigo, es dulce. Y gracias ya pasé a tu blog. Ya no nos dejes tan solitos. I miss you...

ANISS: Y pos yaa, vuelvaaa... que la estamos esperando con nuevas aventuras!!! Besos

 
At 4:38 p. m., Blogger Drac said...

Largos sueños, son casi una segunda realidad. Pero un buen sueño es solo pasa una noche.

UN SALUDO

 
At 9:25 p. m., Blogger Mustia hasta los huesos said...

DRAC: TIENE TODA SU BOCA LLEN DE RAZÓN...

GRACIAS POR LA VISITA Y MAS POR SU COMENTARIO.

Besos mustios pa´usté
La mustia

 
At 2:13 p. m., Blogger Jules Saint-Claire said...

Ja... mi querida mustia... a la chingada los viejos amores. Yo me pregunto como daredevil... ¿Por que dos personas que se aman tanto terminan mal?
No se, supongo que no hubo suficiente amor de parte de alguna. Si me pasara eso con mi ex, creeme que la dejaria con elcafe en la mano y caliente... Chancla que yo tiro no la vuelvo a levantar

 
At 3:37 p. m., Blogger Bombon said...

apenas hiba a decir como en las peliculas cuando me pones que fue un sueño , vaya menos mal que los sueños no duelen como las realidad y como en las peliculas todo puede pasar .........y siempre sera una ironia que no los queremos ver y siempre los soñamos ;)

una abrazo niña aqui ando

 

Publicar un comentario

<< Home