Mustia hasta los huesos

lunes, noviembre 27, 2006

Pasión…


Mhhh, ahhh la pasíón. Hablar de pasión es hablar de energía, tenacidad, intensidad, habilidad, gusto, alegría, etc. A lo que quiero llegar, y no es a ninguna cuestión sexual ni cachonda (y lo siento por aquellos que seguramente lo pensaron) es que todos, tanto hombres como mujeres, poseemos la particularidad de sentir esa pasión por algo y también por alguien. Por ejemplo, existe la pasión amorosa, la pasión sexual, la pasión futbolera, pasión por el trabajo, pasión musical, etc. En fin, solemos poner o tener pasión a todo aquello que nos gusta hacer, a lo que nos gustaría alcanzar e incluso poseer.

A título personal, y creo que los que leen a menudo este MUSTIO blog, y sobre todo los que ya me conocen, saben que entre algunas de mayores pasiones es VIAJAR y la enorme satisfacción de ejercer mi profesión, DISEÑAR.

A lo largo de mi muy corta vida, he tenido la fortuna y el placer de conocer a personas, que por cierto admiro y aprecio mucho, son “apasionadas de hueso colorado”; pasión que los hace ser personas GENIALES. Una de ellas es mi amigo R.R. No he conocido hombre más apasionado e intenso como él: regio de corazón, demasiado inteligente, culto, trabajador, amante de los buenos libros, de Joaquín Sabina, de la nicotina y excelente jugador de dominó.
En mi reciente viaje a la ciudad de Monterrey tuve la oportunidad de reunirme con tan interesante e inigualable personaje y después de pasar más de un par de horas platicando de una y mil cosas, me llevó a reflexionar lo siguiente: ¿Hasta qué punto esa pasión pasa de ser un simple gusto a ser fanatismo? ¿Por qué esa pasión llega a afectar nuestros estados de ánimo, nuestras actividades diarias y nuestras propias vidas? ¿Hasta dónde la derrota en un juego de dominó y por tanto el no obtener el anhelado “trofeo” de primer lugar, se vuelve el tema principal de una conversación? Simple respuesta: hasta hartarmeee!!!

NOTA IMPORTANTE: Este texto es una readaptación de la conversación con mi queridísimo amigo R.R. a solicitud de él mismo, solo que al estilo de esta humilde mustia. (Te lo advertí, la mustia es cab…na)

Pd para R.R: Amigo sabes que es para mí un verdadero placer y honor charlar contigo siempre. Espero no lo tomes a mal, okey? Si te enojas, pues todo sobre la mustia!!!

PD2: No quiero dejar de agradecer a otras personas, igual de GENIALES con quienes conviví en ese viaje: Anis, sabes que te deseo lo mejor… pillina!!!; mi nueva amiga Erika, gracias niña por compartir tu generosa y bella persona; Negrito, Jenny y chaparrito Cristóbal qué les puedo decir: Mil y un gracias por su tiempo y cariño; a los recién casados, Gaby y John gracias por el gentil recibimiento a su casa; a la familia Hernández Vadillo por su agradable y generosa invitación; a la Bombona que aunque no pudimos vernos, estuviste ahí con nosotros y al nuevo amigo Emilio (pobre de ti, si no lees este blog, okey?). GRACIAS A TODOS Y AMENAZO CON VOLVER!!!

Besos húmedos a todos…
La mustia

4 Comments:

At 11:52 p. m., Blogger ANiS said...

Amiga, gracias por tus buenos deseos!!! jajaja
SALUDOS Y te esperamos de nuevo por aqui =)

 
At 4:18 a. m., Blogger Andy said...

Bien apasionada...!!

me sumo a tus deseos...

Gracias por las palabras

Me encanta tu post, y tu blog... y tus letras...

Pasate por casa cuando quieras, hay mate!!!

A.-

 
At 7:44 p. m., Blogger El Negro said...

Pasión es muchas veces el combustible que nos mueve y nos impulsa. Es lo que nos hace dar el 1% extra que hace TODA la diferencia entre ganar o perder.

Un beso mi querida Mustia

 
At 5:13 p. m., Blogger pato said...

Ah , que susto mi querida Mustia , leí RR y dije a cab..... pero no , el tuyo es regio , el mío es jaroshooooo !!!

 

Publicar un comentario

<< Home