Mustia hasta los huesos

lunes, agosto 10, 2009

Nuestro reencuentro...

Necesitaba tanto verte... tocarte, olerte, palparte e inundarme toda de ti. Sentir mi piel entre tu húmedo oleaje, y dejarme llevar por el vaivén de tu andar. Arrullarme entre tus brazos, caminar a tu lado y enterrar en tus orillas mi pasado para nunca más llorar. Y olvidar por un momento, solo por un momento las razones de mi triste pesar.

Así fue mi anhelado encuentro, nuestro reencuentro, yo y mi fiel amigo, el mar.

Foto: Puerto Vallarta, Julio 2009.

1 Comments:

At 11:19 a. m., Blogger Mustia hasta los huesos said...

Y no sabes amigo, cómo es que te añoro en este momento!!

Solo quiero verte para no llorar...

 

Publicar un comentario

<< Home