Mustia hasta los huesos

martes, julio 25, 2006

Pecados nocturnos


El mío comenzó una noche de viernes, donde un cuarto de hotel fue el mejor escenario. Tu, yo y la cama mudo testigo y cómplice de lo vivido. Y ahí nos encontrábamos hambrientos de pasión deseando ser consumado. Tu cuerpo posado frente al mío, fue robando espacio hasta quedar aproximados.

Mirándonos a los ojos, como queriendo robarnos el alma, tus manos impacientes tomaron por asalto mis caderas, sorprendida a tan inesperado movimiento, aprobé con un beso tu fascinante arrebato, percatándome de la humedad que corría por mi entrepierna.

Unidos por un beso apasionado, mis manos recorrieron la amplitud de tu espalda y la redondez de tus nalgas; tu miembro ya había despertado, tan deliciosamente firme, vivo y dominante que no dudé en dirigir mi mano y acariciarlo. Sentí como se estremeció todo tu cuerpo, mientras que gozabas de mis encantos.

Delicadamente nos fuimos desvistiendo sin importar donde cayeran nuestra ropas, quedando en total y bella desnudez. Como lumbre, tu penetrante mirada fue recorriendo cada centímetro de mi piel, dibujándose en tu rostro una pícara y singular sonrisa. Lentamente descendiste por mi hundido y bien formado ombligo sin mostrar mayor importancia; y con la misma expresión con que un niño mira un espectacular aparador, deseoso recorriste por algunos minutos la redondez de mi vagina, ruborizándome al punto de sentir que una delicada línea de mi humedad se trazaba por mis piernas. Mis ojos no pudieron evitar mirar tu miembro vigilante, firme y vigoroso, como esperando alerta el comienzo de una batalla campal, y vaya que así sería.

Como imanes nos unimos en un largo, profundo y apasionado beso. Abrazados caímos sobre la cama; tu cuerpo encima de mío fue buscando delicadamente la mejor posición para hacerme el menor daño. Apartaste tiernamente tus labios de los míos, quedando nuestros rostros a corta distancia y con tu mano apartaste mis cabellos acomodándolos detrás de mis oídos, detalle que aprobé con una sonrisa. Besaste entonces mi oreja derecha, continuaste por el cuello y fuiste bajando lenta y fogosamente hasta toparte con mis pechos.
Juguetonamente comenzaste a dibujar con tus dedos círculos alrededor de mis pezones, estremeciendo extrañamente todo mi cuerpo; y como niño hambriento, proseguiste a besarlos y mamarlos, causando con ello un placentero dolor. Embelesada por tanta excitación, sentí de pronto que bebías de mi humedad acariciando con tu lengua la fuente de aquel manantial, gozando a plenitud el compás de tan ágiles movimientos. Extasiada y enloquecida sellamos con un apasionado beso aquel glorioso momento.

Placenteramente fatigado después del triunfo de aquella batalla, como experta amazona, te monté de un giro, quedando mi húmedo pubis a merced de tu viril miembro; y con lentos movimientos de caderas, encontré la mejor posición para que me penetraras. Como perfectos engranes, te metiste en mí y yo en ti; haciendo de cada movimiento un perfecto y sincronizado baile. Fui tuya y fuiste mío, una y otra vez sin percatarnos del paso del tiempo, hasta que nuestros cuerpos saciados de pasión, se rindieron a tan fascinante cansancio.

Y ahí me encontraba echada sobre la cama, desnuda, dolorida y penetrada; en un cuarto de hotel a media luz, entre sábanas húmedas y junto a un cuerpo desconocido, sin nombre ni apellido; fumándome un cigarrillo esperé a que desaparecieran las sombras y llegara el amanecer para entonces, despertar a la realidad…

11 Comments:

At 12:16 p. m., Blogger El Negro said...

Sigo sin descubrir el pecado, a ver platícame...

Besos, suertuda!

 
At 2:19 p. m., Blogger santo said...

pecado nocturno es porque era un desconocido??? que no sabias ni su nombre??
ahijuela pues se ve que estuviste feliz ehhh en la forma como lo relataste fue una experiencia buena para ti
saludos y abrazos

 
At 3:04 p. m., Blogger Reivajss said...

woow... Mustia.. y esa forma de redactar no te la conocía, muy bueno el post (muy explícito).
Saludos

 
At 3:09 p. m., Blogger Hada Morena said...

Mustia:

Ummmmm!

PecadoS NocturnoS .... [no sé pero lo asocie con la canción de Maná - Sueños Líquidos]

¿Cuál fue el pecado? ¿Tener sueños húmedos? Me parece que la HIPOCRESIA es un pecado, lo demás no. A fin de cuentas la vida es una y hay que vivirla como uno desee y como diría Arjonas... Sin daños a terceros. Lo bailao' nadie no los quita ... dice un refrán común.

Me pareció un buen relato, con una narrativa pícara.

Así que tan tan hasta aquí mi comentario

Saluditos desde el Caribe.

 
At 3:18 p. m., Blogger Bombon said...

Que te puedo decir solo que esta mal el nombre del pos deberia decir sueño hecho realidad , en lugar de pecado por que lo de nocturno se queda, muy buena redaccion, la verdad y hasta ahora puedo decir que mejor relato de una noche apasionada no he leido.
si no fuera por esas noches y las dias de paga......
saludos ;)

 
At 3:42 p. m., Blogger ANiS said...

Me perdi... ¿¿fue sueño o fue realidad??
Le deseo Muchas noches como esa !!! jajajaja
BYE

 
At 4:17 p. m., Blogger Margee said...

Mustia, guau, me has dejado sin palabras.... :|

pero muy interesante el relato.

Besos,
Margee

 
At 5:13 p. m., Blogger monk said...

que paso al final?

se casaron y fueron felices para siempre?

:P

 
At 5:19 p. m., Blogger pato said...

Hermosoooooooo !
Adoro León y el hotel Nueva Zelanda ,habitación 210 , razón ? Solamente ... EL AMOR

Guadalajara -Veracrúz !! Un encuentro idescriptible !

 
At 1:45 p. m., Blogger Mio0o said...

O MY GOD!
genial seguire leyendot3!

 
At 9:24 p. m., Blogger Pikashu said...

Pikas....!! Me dejaste perpleja!! por no decir como pende...!!... no manches tienes un extraordinario DON!!! Utilizalo, has un libro, te lo juro que lo compro y yo te lo promuevo!!
Te quiero mucho y lo sabes bien !!!

 

Publicar un comentario

<< Home